desert nomad house_maría josé leza cruz

 DESERT NOMAD HOUSE

Tucson (Estados Unidos).

Arquitecto RICK JOY

maría josé leza cruz

DIBUJO 3_ GRUPO 2.10

Rick Joy se centra en reevaluar y redefinir la técnica constructiva tradicional del suroeste norteamericano, maneja la luz, el color y la geometría, mediante el uso sensible de la tierra comprimida, el cristal y el acero, subrayando sutilmente el paisaje del desierto de Arizona.

El discreto cobijo de una hondonada del terreno, asegurándose el mínimo impacto visual y máximo equilibrio con el paisaje de roca y zaguas, estas tres cajas han aterrizado en su emplazamiento óptimo. Los panoramas dramáticos circundan el solar, de modo que, después de estudiar las orientaciones posibles, se seleccionaron los puntos de vista más significativos para cada habitáculo.

Las tres zonas de la casa están separadas. Desde el espacio de estar se aprecia, hacia el sureste, la imagen de un agreste peñasco encendido por el sol de la tarde, alzándose sobre el primer plano, tragado por la sombra de las montañas del lado opuesto. Desde el dormitorio, el sol de la mañana ilumina un montículo rocoso, que domina los montes a suroeste. La luz reflejada baña la vegetación de saguaros del primer plano.

 Para enaltecer la experiencia de cada espacio, las tres diferentes zonas poseen una estructura individualizada, con una única abertura por la que se aprecia el desarrollo cotidiano del fragmento escogido del entorno. Cada cabina, elevada por encima del terreno, tiene un par de escalones de hormigón macizo que descienden hasta el nivel del sendero que cruza el espacio que separa los habitáculos, reforzando la sensación de aislamiento entre ellos; dada la fragilidad del entorno, surgió la de permitir que el agua y la fauna siguieran un curso libremente, por debajo de cada estancia.

 Su presencia pasa casi inadvertida en los alrededores; como un grupo de refugios de caza, estas formas adquieren el aspecto casi etéreo en el paisaje.

 Rodeada por poblaciones de saguaros y ocotillos del desierto de Sonora, la vivienda se implanta buscando un equilibrio que minimice la repercusión sobre el impactante paisaje natural. Tras un estudio de las distintas vistas hacia las referencias del entorno y de las orientaciones más favorables para lograr un mayor control climático.

La vivienda consta de tres cajas individuales situadas entre los cactus del desierto de Sonora.

Estas piezas se recubren de acero en el exterior que permite que las formas se integren en el entorno natural. Para subrayar el efecto de la luz sobre los espacios y las vistas, cada volumen se perfora con una gran abertura enmarcada por la estructura rectangular.  Elevadas sobre la parcela, las piezas se encuentran comunicadas entre sí mediante caminos definidos sobre el terreno, que refuerzan la idea de aislamiento.

 Recubierta en su exterior por chapas de acero, la construcción se integra en el paisaje, reservando para los interiores un cálido panelado de madera de arce. Entre ambos acabados se produce un espacio ventilado que disminuye el calor mediante corrientes de convección. Las particiones interiores se resuelven con vidrio traslúcido.

leza cruz, maria jose_desert nomad house_resumen


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: